“Ahorrar para pirarme, gastarlo cuando vuelva”

Voy a contaros lo que todos los jóvenes tendríamos que saber, lo que se necesita para viajar y poder moverte barato y, en este caso, GRATIS.

Viajar nunca había sido tan sencillo una vez encontré los intercambios culturales. Lo primero de todos es explicaros qué son.

Son una especie de campamentos para jóvenes. Comprenden edades de entre 18 y 25 años (aunque los hay para 17 y otros de hasta 35) y son financiados por la Unión Europea.

¿Cómo funcionan?

Un país de la UE propone un intercambio de normalmente unos 7-15 días con un topic a tratar y si es aceptado se organiza uno de estos intercambios, también conocidos como Erasmus + Youth,  en el país propuesto con normalmente otros 5 o 6 países invitados. Por ejemplo, se hace un intercambio en Italia sobre inclusión social y están invitados a participar 6 personas (suelen ser tres chicos y tres chicas para que siempre esté igualada la balanza) de España, Bulgaria, Rumanía, Turquía y Grecia.

A lo largo de la semana que estás en el país que te ha invitado haces actividades en las que tratas el tema propuesto, aunque siempre son actividades muy amenas que hacen sobre todo hincapié en que conozcas a la gente de los demás países, de ahí el nombre de “intercambio cultural”. A lo largo de esa semana cada noche cocina un grupo una cena típica de su lugar de origen, para que todos prueben y conozcan cómo es la comida de allí, se hacen pequeños regalos entre países, como imanes, banderas…, y se dispone de bastante tiempo libre para poder hacer amigos inolvidables de todo el mundo.

Básicamente los programas buscan abrir tu mente, que conozcas otras culturas mientras tratas un tema interesante. Hay de todos los tipos: desde graffitis hasta inclusión social, desempleo juvenil o educación.

Además, al ser financiado por la Unión Europea estos intercambios son 100% gratuitos. La organización te paga el viaje (siempre con un máximo en función de los kilómetros a los que se encuentren tu país y el del proyecto. Por ejemplo para Italia a lo mejor te cubren hasta 100€ pero para Letonia 270€), desayuno, comida y cena y alojamiento.

Los únicos gastos con los que se suele correr en este tipo de viajes es un único pago que haces a la organización de tu país que se encarga de los trámites (yo suelo viajar con Building Bridges, pero hay más de las que os dejaré enlaces más adelante) y aquellos “caprichos” que quieras darte durante el viaje como un souvenir, un trozo de pizza para merendar o una cerveza.

¿Cómo aplicar?

Para poder optar a estos intercambios tienes que mandar siempre tu currículum vitae y una carta de presentación, normalmente en inglés, pero dependerá de tu organización. En esta carta deberás hacer un pequeño resumen sobre ti y tu vida, tus intereses y por qué te gusta y eres el candidato ideal para este intercambio, pero si no estáis muy seguro de cómo se hace subiré un post sobre el tema.

Estas cartas son más que nada una especie de filtro, pues en muchos sitios cogen a la gente por orden de llegada ya que ¡hay tantos intercambios y tan pocas personas que los piden!! ¡Y eso que son gratis!

Un único apunte sobre esto: que no os asuste el inglés. Obviamente es necesario, mucho, pero para este tipo de intercambios no se suele exigir un nivel mínimo de inglés y en muchas ocasiones si sabes defenderte puedes sobrevivir. Mi primer intercambio lo hice con un B1 y era la reina de la fiesta y el chapurreo. Estos viajes os ayudarán a ganar soltura y practicar con otras personas que tampoco tienen el inglés como primera lengua, lo que hace que te sientas más confiado y no seas el único del que se ríen de su acento.

Trucos

Si tienes más de 25 años: estos intercambios están siempre compuestos por 5 miembros de cada país y un groupleader; esto quiere decir que aunque seas mayor, puedes apuntarte como “líder”, pues estos no tienen límite de edad. Los líderes suelen ir dos veces al país: una vez un fin de semana para organizar con el resto de líderes y los organizadores del intercambio las actividades y temas a tratar, y otra vez con el resto de miembros. Otra diferencia es que muchas veces es el líder quien se encarga de un poco de todolo relativo a los participantes de país.

Si te interesa visitar el país al que vas: normalmente te pagan el billete de avión para que vayas al intercambio, no para que te estés una semana de vacaciones recorriendo el país y luego otra de “descanso” en el intercambio. PERO, si os morís de ganas de visitar un poco el país (ya os aviso que suele hacerse una excursión para ver la ciudad en la que estáis o alguna zona cercana pero sólo es un día) podéis preguntar a la organización del país que monta el intercambio (no a la de España, porque los que os pagarán los billetes y os tendrán que dar el “sí” de fechas y horarios será el país al que vayáis) si podéis sacar los billetes para una par de días antes.

Los gastos de esos días de más no os los cubrirá la organización pero tendréis tiempo de ver la capital por vuestra cuenta y luego coger un bus (porque estos intercambios suelen estar en ciudades más pequeñas o pueblos). Os suelen dejar unos dos o tres días de más como mucho, pero suele ser suficiente. Como veis, ¡¡todo son ventajas!!

¿Dónde?

 Supongo que es lo que os llevaréis preguntando un buen rato, porque espero haberos vendido suficientemente bien lo que son estos intercambios para que queráis ir a uno de ellos.

Bien, hay decenas de páginas que los ofrecen, lo malo es que no hay una página maestra en la que se incluyan todos por lo que he visto (por lo que voy a hacerlo yo!!), pues como he dicho muchos trabajan con organizaciones distintas así que os recomiendo suscribiros y esperar que os lleguen los emails con todas esas increíbles ofertas o de cuando en cuando hacer un barrido a vuestras páginas de favoritos y visitar todas las páginas que os voy a ir indicando a lo largo de mis posts.